reconoce sus orígenes

Foto: Facebook de gonza ilustrado

3 maneras equivocadas de entender el Día de la Mujer

Publicado: 2016-03-08


Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, un día para conmemorar la lucha histórica por la equidad de género. Un día en donde deberíamos traer a discusión los temas que todavía mantienen a las mujeres en peligro constante, y nos limitan en nuestra vida familiar y profesional. Sin embargo, las marcas y hasta las instituciones públicas entienden de una manera equivocada este día, y comunican a sus seguidores ideas contraproducente. No es imposible difundir una idea creativa con responsabilidad, de hecho prolongar estereotipos es caer en el facilismo. Hay que exigir más a los profesionales detrás de las marcas.

Confundir el día de la mujer con el día de la madre

En nuestra sociedad se valora en demasía la capacidad de la mujer de ser madre, de hecho, esta característica es la que muchas veces nos ponen en desventaja frente a los hombres. Por ejemplo, se sobreentiende que nosotras debemos abocarnos solo al ámbito familiar, se nos acusa de desalmadas por preferir nuestra carrera sobre tener hijos, se restringe la autoridad que deberíamos tener sobre nuestros cuerpos por darle prioridad a nuestra capacidad reproductiva. En muchas ocasiones somos vistas solamente como un vientre, y somos valoradas en base a ello. Eso no debe continuar así, las mujeres somos mucho más que madres. El día de la Mujer no es es el día de la madre.

Reforzar estereotipos

Como dije en el primer párrafo, la publicidad que tiene como base los estereotipos es la que recurre a lo fácil. No es imposible comunicar un mensaje atractivo rompiendo paradigmas, de hecho eso es precisamente lo que te hace un buen profesional. Pero la publicidad estereotipada no solo es sosa, sino también perjudicial. Si continuamos comunicando que a las mujeres deben celebrarnos con maquillaje, o con recetas de cocina, o con libros de autoayuda; estamos cerrando aún más las puertas de aquellas mujeres que no quieren eso, que buscan otra cosa. Promovamos que la femineidad no sea más sinónimo de maquillaje y debilidad, evitemos que las niñas crezcan con ideales de bellezas inalcanzables, rompamos todo lo que nos encasilla, y abramos nuevas puertas para las que vienen atrás.

¿Qué estamos celebrando?

Nos llamarán exageradas, no tengo dudas, pero antes de acusarnos de cualquier cosa, échenle un vistazo a las estadísticas: 9 de cada 10 mujeres han sido acosadas alguna vez en su vida, las mujeres tenemos 1 posibilidad de 6 de ser violadas, el año pasado se registraron más de 150 casos de tentativa de feminicidio, sin tener en cuenta los casos que no se denuncian. ¿Qué estamos celebrando? Municipalidades, no necesitamos fiestas bobas, necesitamos reglamentos que nos ayuden a caminar seguras por las calles, necesitamos información para cuidarnos, y herramientas para poder defendernos. Esa es la manera correcta de conmemorar el Día de la Mujer. ¿Es tan difícil de entender?

Este no es un día para celebrar que nacimos mujeres, es un día para comprometerse a la lucha por una sociedad más equitativa. Las mujeres no solo somos madres, las mujeres somos transgénero, las mujeres somos también lesbianas, somos fuertes, somos artistas, somos científicas, deportistas, somos combativas, somos rebeldes, somos y podemos ser de todo; lo único que no debemos ser nunca es sumisas.


Escrito por

Suiry Sobrino Verástegui

Feminista, rebelde y a veces periodista. @suiGnris


Publicado en