no le saca la vuelta a la ley

Feliz día brujas

Reciban el saludo de las nietas de las brujas que no pudieron quemar

Publicado: 2013-10-31

Hoy, 31 de octubre, muchos, sobre todo niñas, niños y jóvenes, celebran el Día de las Brujas, una celebración que ha perdido prácticamente la historia que hay detrás de ella para pasar a ser una fiesta más que sirve de excusa para emborracharse y hacer chongo. 

Pero el día de las brujas, realmente era el día de las brujas hace algunos siglos, porque era el día en que las brujas hacían su reunión anual, el Aquelarre, y afianzaban su compromiso y servicio al demonio. Eso es lo que nos hicieron creer a todas desde muy pequeñas, que estas mujeres fuertes, rebeldes, malas, se reunían para rendirles honores a un huevón (el diablo), pero no, estas mujeres se reunían para seguir haciendo lo que las mujeres hacemos hoy día, reunirnos con el fin de luchar contra la misoginia, el machismo, el sexismo y todo aquello que origine odio y violencia hacia las mujeres. Los aquelarres eran pactos políticos entre mujeres, pactos para subsistir a la violencia cotidiana, pactos para seguir luchando unidas.

A las brujas no las quemaron por malas, las quemaron por inteligentes, por rebeldes, por libres. Por querer ser parte de la historia. Por adquirir conocimientos que estaban reservados solo a los hombres. Por practicar abortos. Por no enmarcarse en la “belleza” impuesta por la mirada masculina. Por leer libros, por escribirlos, por enseñar. Por soñar con revoluciones en donde todas las mujeres consiguieran lo que ahora no tienen. Las quemaron por sabias, las quemaron porque se resistieron a ser violadas, porque no atracaron el chantaje, porque no las pudieron comprar. Les quitaron la vida porque ellas posibilitaban que otras mujeres vivieran, por fin, como querían. Por ayudar a otras mujeres a ser libres. Las quemaron por lesbianas, por amenazar al sistema que te convierte en reproductor del sistema. Las exterminaron por amarse entre ellas y por amar a todas.

Ahora también las queman, convirtiéndolas en nada, volviendo sus cuerpos en objetos, animalizándolas, quitándoles agencia, quitándoles autoestima, no reconociendo su talento ni su inteligencia, obsesionándolas con la “belleza”, domesticándolas con el “amor”, colocándolas en puestos subalternos, no dándoles prioridad ni importancia a sus luchas, obstaculizando que ocupen los puestos que deberían ocupar y que ocupa cualquier otro solo por ser hombre, subestimando sus capacidades no dejándolas, estudiar ni progresar, prohibiéndoles actuar, controlando sus cuerpos, cortándolas, echándoles ácido, encerrándolas, violándolas, matándolas.

Para recordar a las asesinadas por la inquisición, a las quemadas por pensar diferente, la torturadas por no servir a los intereses católicos, a las que lucharon por un mundo mejor para ellas, para sus hijos, para todos, a las Micaelas, a las Safos, a las Simone, a las María de Jesús Alvarado, a las María Elena Moyanos, a las que resisten en espacios machistas, a las valientes de ayer y a las valientes de siempre.

¡Feliz día brujas queridas! Reciban el saludo de las nietas de las brujas que no pudieron quemar.


PD: Si ves a alguna bruja en una película, piensa que ella le salvó la vida a cientos de mujeres y que se enfrentó a la misoginia y si ahora es retratada así, es por eso, por la misoginia.


Escrito por

Feministas

Somos las nietas de las brujas que no pudiste quemar


Publicado en